Aquí podrá informarse sobre nuestros servicios, y cualquier inquietud puede contactarnos.

Nuestros Servicios
Nuestros Servicios

EXTRACCIÓN DE EYACULADOS:
Utilizamos dos métodos de extracción:

  • Con vagina artificial: utilizados en toros mansos de bozal.
  • Con electroeyaculación: se utiliza únicamente cuando el toro es indócil, tímido o incapacitado para la monta por causas adquiridas (dolor, vejez, etc.).

Se realizan dos extracciones semanales. La frecuencia de extracción puede variar según edad y funcionalidad testicular de cada toro.

 

PROCESAMIENTO DEL EYACULADO:
Para la elaboración del semen congelado utilizamos la técnica francesa que implica una serie de procesos ordenados, con temperaturas y tiempos determinados (protocolo de congelación) que asegura uniformidad en la calidad del producto. Para ello contamos con equipos computarizados que garantizan la repetitividad del proceso. Este protocolo sigue las normas aceptadas internacionalmente en lo referente al procesamiento del eyaculado tales como, Volumen, Concentración Espermática, Motilidad de masal, Motilidad individual progresiva, Morfología espermática normal.

EL SEMEN CONGELADO DE UN TORO HABILITADO OFICIALMENTE, ESTA AUTORIZADO LEGALMENTE PARA USO PROPIO Y PARA LA COMERCIALIZACION A TERCEROS EN EL MERCADO NACIONAL E INTERNACIONAL.

El Centro aloja en pensionado permanente o transitorio reproductores bovinos de terceros, para la recolección del material seminal y su congelamiento en pajuelas, elaborando el número de dosis solicitadas por el propietario.

 

INGRESO DE UN REPRODUCTOR Y SANIDAD:
El ingreso del toro al Centro debe ir con guía de traslado y datos del propietario. Una vez ingresado se realizará:

  • Identificación: R.P. y Nombre, mediante caravana.
  • Examen clínico de salud general.
  • Examen andrológico.
  • Análisis sanitario de las siguientes enfermedades: Brucelosis, Tuberculosis, Trichomoniasis, Campylobacteriosis, Leptospirosis, Leucosis, Lengua Azul y Paratuberculosis.

Para el control de IBR y Diarrea Viral Bovina, se realizan los análisis de cada partida de las pajuelas elaboradas, mediante aislamiento viral en el Instituto de Virología de INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria.) El reproductor permanece en el sector de Lazareto, hasta que certifique su aptitud sanitaria (40 días). Durante este tiempo, se implementan las maniobras necesarias para que el animal responda al bozal y su entrenamiento para la extracción de semen por vagina artificial. Certificada la aptitud sanitaria, el reproductor ingresa a su piquete individual del sector de machos dadores residentes, iniciándose el programa de extracción de semen para su congelación. Los análisis sanitarios se realizan cada seis (6) meses, si la permanencia del toro en el Centro, supera ese tiempo.

RESIDENCIA DEL REPRODUCTOR

 
  • El reproductor es alojado en piquete individual, que asegura su aislamiento y dispone de espacio para el ejercicio y sombra en el verano. Recibe una alimentación de alfalfa (rollo o fardo) complementado con una ración elaborada para toros dadores de semen.
  • Se evita el sobrepeso del toro para no comprometer la calidad seminal.
  • El estado de salud del toro está bajo control profesional, y se recurre a la consulta de otros profesionales cuando sea necesario, administrando los tratamientos médicos que correspondan a cada caso.
  • Los gastos de sanidad y honorario profesional están a cargo del propietario del toro.

HABILITACION EN SENASA

Con los certificados sanitarios y registro genealógico, se solicita la habilitación oficial en el Area de Certificación de Reproductores, del Servicio Nacional de Sanidad Animal (SENASA), quien registra y asigna un Número de Macho Dador, necesario para que la Sociedad Rural Argentina o Asociación de la Raza habilite el uso del reproductor en Servicios por Inseminación Artificial.

Para su comodidad, realizamos congelado de semen en su establecimiento, con las mismas normas que tenemos en el Centro, de esta manera el productor se asegura si el toro elegido, es apto para congelar semen, y así usarlo para inseminar su rodeo o enviarlo al Centro.

El Centro ofrece a terceros, el servicio de evaluación de pajuelas, calificando su aptitud para el uso en inseminación artificial. Con cada pajuela se realizará:

EXAMEN FISICO
  • Integridad del envase.
  • Volumen del contenido.
  • Identificación de congelación.
EXAMEN MICROSCOPICO
  • Motilidad individual progresiva y vigor espermático.
  • Morfología espermática.
  • Recuento espermático (Nº de espermatozoides totales por pajuela).
  • Espermatozoides viables totales.
  • Test de termorresistencia (TTR).
 

El Centro informa y certifica las observaciones y valores de cada uno de los parámetros evaluados, calificando la calidad final de la pajuela como: “apta o no apta”, para su uso en inseminación artificial. Para este examen es necesario el envío de dos (2) pajuelas de cada partida de congelación como mínimo.

El Centro ofrece un servicio de almacenamiento de pajuelas, en termos propios o de terceros, monitoreando periódicamente el nivel de nitrógeno líquido y la reposición del mismo, cuando sea necesario.

El costo del servicio, solo incluirá el consumo de nitrógeno líquido cuando el termo de depósito es propiedad del dueño del toro; o tendrá un valor por cantidad de pajuelas cuando estas se almacenan en termos del Centro.

Para optimizar la eficiencia reproductiva en un rodeo de cría se necesita lograr un ternero por vaca por año, para lo cual es indispensable preñar la vaca dentro de los 90 días pos-parto (en servicio estacionado). Una de las herramientas utilizadas para lograr este objetivo es la IATF, mediante la cual podemos controlar los ciclos reproductivos de la vaca. Esta técnica cuenta con las siguientes ventajas:

  • Evita fallas en la detección de celo (insemina sin detectar celo).
  • Reactiva la ciclicidad de vacas paridas.
  • Posibilita inseminar 60 días pos parto (vacas con ternero al pie).
  • La vaca se preña antes luego de parida, lo que da una concentración de terneros “cabeza de parición” aumentando el peso al destete y homogeneidad del lote.
  • Facilita el manejo de terneros al concentrar la parición.
  • Se consigue mejorar genéticamente el rodeo, utilizando semen de toros con mayor potencial que los de servicio natural.

Es una herramienta para acelerar el mejoramiento genético del ganado, haciendo una rigurosa selección por el lado materno. Consiste en provocar que una vaca o vaquilla «donante», mediante un tratamiento hormonal e inseminación con un toro probado de alto valor genético, produzca varios embriones que siete días después le son extraídos para ser transferidos a otras hembras “receptoras”, estas sincronizadas previamente con el celo de la «donante». La receptora no transmite ninguna característica genética a la cría y sólo sirve para mantenerla hasta el parto y durante la lactancia.